Cata Champagne Lallier por TomeVinos

El viernes día 23 de Noviembre asistí a la cata y presentación de Champagne Lallier en Majadahonda gracias a TomeVinos. Para atendernos tuvimos a Bruno Jeanroy con el que catamos los siguientes caldos:

  • Lacombe Premiere Cru Brut
  • Lallier Grande Réserve
  • Lallier Rosé
  • Lallier Blanc de Blancs

cata-champagne-lallier

Primero Bruno nos hizo un resumen del método tradicional para la elaboración del Champagne, explicándonos que está muy controlado para mantener la calidad de sus productos. Para ello hacen un assemblage de vinos del año con vinos de reserva para obtener Champagnes únicos y con estilo propio. El Champagne Lallier se sitúa en Ay (bodega del S. XVIII) y limita su producción anual a 300.000 botellas de vinos Grand CRU. Una vez asentó las bases, pasamos a la cata en la que me sorprendió el hecho de utilizar copas de vinos comunes y no las típicas de flauta. Bruno nos comentaba que es la mejor manera de catarlo, tratándolo como un vino.

El Lacombe Premiere Cru Brut fue el primero. Elaborado con 30% Chardonnay, 20% Pinot Meunier y 50% Pinot Noir y tiene un assemblage del 70% de vinos del año con 30% de vinos de reserva. Luego se realiza una crianza de entre 30 y 40 meses en bodega. Con un color dorado muy limpio, en nariz huele a brioche y mantequilla. En boca es fresco y cremoso, con burbujas finas y un puntito ácido como de manzana. Un Champagne exquisito que en la foto de sugerencia aparecía con unas ostras. Nos comentaba Bruno que hay que desterrar la idea de tomar el Champagne de postre, ya que es perfecto para aperitivos, carnes o pescados en cualquier momento del día. Su precio es de 24 €.

El siguiente que pudimos degustar fue el Lallier Grande Réserve. Este Champagne está elaborado con 65% de Pinot Noir y 35% de Chardonnay y tiene un assemblage de 70% de vinos del año con 30% de vinos de reserva. Lleva una crianza de 24 a 36 meses y su aspecto era más dorado que el anterior. En nariz olía también a mantequilla y repostería, con notas de albaricoque. En boca era muy equilibrado con un final largo. Un Champagne más delicado a un precio de 32 €.

Pasamos a un Champagne rosado, el Lallier Rosé. Está elaborado con 80% de Pinot Noir y 20% de Chardonnay, con un assemblage de 80% de vinos del año con 20% de vinos de reserva. Luego se realiza una crianza de 24 a 36 meses. Tenía un color rosa asalmonado y en nariz se apreciaban aromas suaves a frutos rojos. En boca es muy fresco y goloso, con notas minerales. Un rosado muy bueno y con el punto dulce perfecto. Su precio es de 34,50 €.

Por último catamos el Lallier Blanc de Blancs. Elaborado con 100% de Chardonnay, tiene un assemblage de 75% de vinos del año con 25% de vinos de reserva. Lleva una crianza de 36 a 48 meses, obteniendo un Champagne delicioso. Al ser solo Chardonnay, se aprecia más el sabor frutal como de vino blanco. De color claro con reflejos verdosos y dorados, en boca era generoso y cremoso. Marida muy bien con pescados, mariscos y sushi. Fue el que más me gustó de todos, y tiene un precio de 39 €.

He de reconocer que no he probado muchos Champagnes en mi vida, pero gracias a Bruno Jeanroy conocí un poco más como se elaboran y pude disfrutarlos y apreciarlos de forma más cercana. También agradecer como siempre a TomeVinos y a Valentín Checa por su trato. Todos los champagnes de Lallier estaban exquisitos, y en estas fechas son un regalo perfecto ya que tienen la mejor relación calidad/precio del mercado.

Compártelo.


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *