Experiencia Verema Madrid 2013 Parte 4

Continuamos descubriendo los vinos de la Experiencia Verema Madrid 2013 del pasado martes 28 de Mayo.

Llegamos a Bodegas Bernal García-Chicote. Con sede en Ciudad Real, arrancaron en el año 2001 acondicionando una vieja almazara de aceite para comenzar a elaborar tintos 100% con Tempranillo. El primer vino que pude catar fue Ovidio Roble 2009. Bajo la D.O. La Mancha recibe una crianza de 4 meses en barricas de roble francés y americano. Tiene un color rojo cereza con ribete violeta, y en nariz despliega aromas de confitura de fruta roja con notas florales y ahumadas. En boca es un vino fresco y equilibrado, con mucho cuerpo. Pasamos a Terruño Córcoles Crianza 2007. También de la D.O. La Mancha, está elaborado 100% por Tempranillo con 12 meses de crianza en barricas de roble francés y americano. De color rojo picota con ribete granate, en nariz apreciamos fruta roja, con tonos balsámicos y herbáceos sobre fondo de madera. En boca es un vino muy vivo, resultando muy fresco y agradable. Y por último llegamos a Terruño Córcoles Reserva 2006. Aquí tenemos una crianza más prolongada de 22 meses en barricas nuevas de roble francés y americano, que se traduce en un vino más elegante sin perder los matices de fruta. Estos 3 vinos son la propuesta de Bernal García-Chicote, unos tintos de La Mancha donde la protagonista es la uva y que resultan muy agradables.

Bernal-Garcia-Chicote

Y pasamos a Vins Miquel Gelabert, fundada en 1985 en Manacor (Mallorca), y que tiene una amplia propuesta que combina uvas autóctonas con uvas más clásicas. En esta cata me centré en rosados y blancos, comenzando por Golós Rosat. Está elaborado 100% por Pinot Noir y criado seis meses en barricas de roble francés de segundo año. Tiene un color frambuesa brillante y en nariz apreciamos fruta roja y notas florales. En boca es muy fresco y goloso, resultando un vino perfecto para comer a base de picoteo. El siguiente fue un blanco llamado Chardonnay Roure 2010. Elaborado por 100% Chardonnay seleccionada especialmente en el momento óptimo de maduración, recibe una fermentación en barricas nuevas de roble francés y una crianza sobre lías de 10 meses. Presenta un color amarillo brillante con reflejos verdosos y en nariz descubrimos aromas de cítricos y de lichis, con notas de madera de fondo. En boca es glicérico y sabroso, con mucho cuerpo y donde vuelve a aparecer el delicado sabor de la madera francesa. Y por último llegamos a otro blanco llamado Sa Vall Selecció Privada, que se elabora con distintas variedades autóctonas. Después se somete a una crianza en barricas de roble francés nuevas y criado durante 6 meses sobre sus lías. Tiene un color amarillo dorado con ribete verdoso y en nariz se aprecian notas de fruta, vainilla y hasta de chocolate. En boca es suave y con un punto dulce sin llegar a ser empalagoso, donde se nota también la madera. Esta es solo una pequeña muestra de los muchos vinos artesanos de Miquel Gelabert, que fueron todo un descubrimiento.

Vins-Miquel-Gelabert-Mallorca

Todavía quedan muchas bodegas de la Experiencia Verema, que iremos viendo semana a semana para seguir catando grandes caldos.

Compártelo.


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *