Category: Mini-Entrevistas

El enemigo de Kitai, Un planeta llamado nosotros de Maldita Nerea y La pareja interminable de Marwán. Podrían ser títulos de películas, pero son los nombres de canciones y grupos de música donde ha protagonizado sus
videoclips la actriz Cristina Abad. Quien además de interpretar a Paula Bremón en la exitosa serie Servir y Proteger, ha compartido sus gustos sobre el vino con nosotros.

 ¿Cuándo empezó tu afición al vino?

La verdad es que la primera vez que probé el vino fue el vino blanco cuando tenía 20 años. Quedé para tomar algo con unas amigas antes de salir de fiesta y ellas estaban bebiendo vino blanco, recuerdo que les comenté que no me gustaba, pero insistieron en que lo probara y al final, me aficioné. El vino tinto me empezó a gustar hace un año, podríamos decir. Mi anterior pareja, era muy aficionado al vino tinto y poco a poco, probándolo de su vaso, le empecé a coger el gustillo.

 ¿Cuál es tu momento ideal para tomar un vino?

Siempre puede ser un momento ideal. Puede ser cocinando. Puede ser viendo una peli. Puede ser por la tarde cuando veo a alguna amiga. Puede ser mientras hablo por teléfono…

 ¿Eres más de blanco, de tinto o de cava?

A día de hoy soy más de tinto. Aunque el blanco también me gusta. El cava no termina de gustarme.

 ¿Cuál o cuáles son tus vinos favoritos?

No tengo ninguno favorito, los blancos me gustan dulcecitos, y por el contrario, los tintos me gustan fuertes y secos.

 ¿Tu último descubrimiento?

Pétalos.

Rafael Veas López tiene una diltada carrera como enólogo y actualmente es Director general en Agrícola Carrascas. Sus vinos están elaborados con mucho mimo y tienen tanta calidad que su «Orígen de Carrascas» 2015 ha ganado premios tan importantes como el Bacchus de Oro 2020. Dentro de poco podremos catarlo y os daremos todas nuestras impresiones, pero hasta entonces, Rafael ha tenido la deferencia de compartir sus gustos sobre el vino en nuestra sección de Mini-Entrevistas.

Rafael Veas López

¿Cuándo empezó tu afición por el vino?

Mi interés por el vino empezó muy pronto. Mi padre, entre otras actividades, fue distribuidor de vinos y cuando yo tenía tan solo 14 años le acompañé a una visita a Garvey, una Bodega histórica del Marco de Jerez. Allí, en medio de la Bodega San Patricio, en aquel momento uno de los más importantes cascos bodegueros del sector, me quedé realmente impresionado por  la magnitud del espacio, la sinfonía de olores, el orden, el silencio, la oscuridad… Ese fue el germen que me hizo formarme en una disciplina científico-técnica, Química Industrial,  y desarrollar toda mi carrera profesional ligada al mundo del vino, trabajando para distintos Grupos empresariales con intereses en diferentes D.O. españolas,  en una primera etapa en áreas técnicas y productivas y en una segunda, con visión global del negocio, en dirección general. De forma anecdótica, llegué a trabajar en esa Bodega.

¿Cuál es tu momento ideal para tomar un vino?

El vino es un alimento tan versátil y adaptable socialmente que su consumo moderado favorece la comunicación, la salud emocional y nos permite compartir mucho y de muchas maneras. En el mundo actual en el que vivimos, con tanto ritmo y ocupaciones, para mí el momento ideal para tomar un buen vino es una cena con amigos, en un ambiente relajado, con una buena oferta gastronómica y una buena conversación.

¿Eres más de Blanco, de Tinto o de Cava?

El vino está muy ligado a la gastronomía y hay una oferta tan grande y variada que el tipo de vino lo elijo en función del tipo de alimentos que vayamos a comer o viceversa, la forma en la que se preparen y, porque no, en función el gusto personal de cada cual, buscando siempre el equilibrio entre lo que comemos y bebemos para que la experiencia global vino más comida sea lo más satisfactoria posible. En realidad podría decir que, más que tipos, tengo vinos preferidos.

¿Cuáles son tus vinos favoritos?

Como señalaba antes, hay una oferta tan importante y diversa que la lista de mis vinos favoritos puede ser larga, pero si tuviera que decantarme por uno diría un  Amontillado VORS de la Denominación de Origen Jerez/Xérès/Sherry, para mí una de las mayores creaciones y aportaciones del mundo vitivinícola.

¿Tu último descubrimiento?

Un magnífico vino procedente de uva Garnacha de la DOQ Priorat, una “pequeña” Denominación de Origen, muy activa y emprendedora, que está elaborando y poniendo en el mercado vinos “muy grandes”.

Se auto-denomina actriz, cómica, comunicadora y guionista, casi nada…
Estudió Ingeniería agrónoma, pero el teatro la enganchó y ya no pudo dejarlo. El Club de la Comedia y Comedy Central han sido y siguen siendo su casa, y ahora aterriza con un show propio Para ser mujer eres bastante graciosa en el Pequeño Teatro Gran Vía, todos los jueves a las 22:15 horas. Virginia Riezu, que además es una de las cómicas, colaboradora en el programa en Cuatro Todo es mentira, declara que el humor es el mejor arma para reivindicar cualquier postura, y razón no le falta.

 ¿Cuándo empezó tu afición al vino?

En mi época de estudiante de Arte Dramático en Madrid, trabajé en varios locales como El Lamiak o La Gloria donde tenía que saber recomendar vinos. Ahí fue donde empecé a aficionarme ( porque a pesar de haber estudiado Ingeniero Agrónomo no sabía mucho). Los clientes que tomaban vino hacían muchas preguntas sobre ellos, así que procuraba tener una opinión al respecto por la cuenta que me traía.

 ¿Cuál es tu momento ideal para tomar un vino?

Después de la función en el Pequeño Gran Vía, me voy al Beer Station, un local donde se hace comedia y donde se come y se bebe muy bien y donde nos tratan de lujo a los cómicos. Allí nos reunimos los compañeros, brindamos y nos contamos cómo han ido nuestros shows. 

 ¿Eres más de blanco, de tinto o de cava?

Más de tinto, el cava me va menos y el blanco lo dejo para cuando sólo quiero una copa, en una comida, o en verano bien frío. El tinto para mí es más “vamos a tope”.

 ¿Cuál o cuáles son tus vinos favoritos?

Me encanta el vino dulce, oloroso; aparentemente es de señoras, pero me da igual. En Madrid tengo muchos amigos andaluces, y con ellos voy a la Taberna Sanlúcar y allí me ponen un Pedro Ximénez que me encanta. ¡Qué peligro! El Jérez, me va muchísimo.

Y de Navarra, mi tierra, un buen rosado.

 ¿Tu último descubrimiento?

Más que de vinos yo soy de vermut, y el vermut Golfo es de los últimos que he  probado que me encantaron; también los vermuts caseros de El Mercado de San Fernando de Madrid, que lo tengo muy cerca de casa; no sé decirte el nombre del Puesto, así que tendrán que recorrerlos todos para descubrirlos! Jajaja